Aprender y enseñar con Análisis, Creatividad y Expresividad (“ACE”)

Para los estudiantes, Piano Adventures significa descubrimiento y emoción. Para los maestros Piano Adventures significa la misión filosófica del desarrollo de la música en la mente y el corazón del estudiante.

Guiar el desarrollo de la mente (intelecto) y el corazón (expresividad) de los pequeños, puede ayudarles a aprender habilidades muy valiosas: confianza, curiosidad, disciplina, autoestima, sensibilidad fina, esfuerzo en el trabajo y entendimiento de la relación entre proceso y resultado. Con este propósito, enseñamos y aprendemos usando análisis, creatividad y expresividad (“ACE”). Estos tres elementos son la síntesis de nuestra filosofía de enseñanza y de nuestra propia renovación.

¡Analiza! Examínalo.
La palabra “analizar” viene del griego y significa “romper, separar”. La manera en que enseñamos una pieza debería ser “separando” sus elementos para examinar como se construye la música. Este constante análisis de los pequeños elementos de la música desarrollará seguridad y entendimiento musical profundo, permitiendo la independencia en el aprendizaje de nuevas piezas.

¡Crea! Exlora e imagina.
“Crear” viene de la palabra en latín para “engendrar, generar”. En clase, una manera sencilla de promover la creatividad es dar oportunidad al alumno de hacer elecciones y cambios en las piezas. Estas pequeñas “explosiones” de creatividad convierten las clases en una divertida exploración. Elige, cambia, desafíate, ¡se creativo!

Un maestro habilidoso está siempre interesado en nuevas maneras de promover la creatividad de sus alumnos usando metáforas, analogías y diversión. La creatividad engancha la atención y energía del alumno y promueve el aprendizaje significativo.

¡Explresa! Comunica.
En latín, expresar significa “hacer salir a presión”. Esto significa que para expresar debe de haber un impulso de energía. En la música, la expresividad comienza escuchando; preparando y motivando al alumno a comunicar emociones y sentimientos. El alumno hace una conexión personal con la música, las letras de las canciones y con las ilustraciones. ¡El maestro es el puente entre el alumno y la música! La expresividad de nosotros los maestros debe reflejarse en la variedad de nuestras estrategias de enseñanza y de comunicación. Esto animará y mejorará nuestra manera de enseñar.

Con la Guía para maestros del nivel 1, podemos aprender a evaluar los aspectos generales y los específicos, ¡y de esta manera guiar al alumno a través de una emocionante aventura al piano!