Sinergia en el Nivel 1

Tenemos mucho para compartir con nuestros estudiantes principiantes. ¿Cómo podemos lograr los mejores resultados posibles en el tiempo limitado de las clases? Afortunadamente, el Nivel 1 presenta tres elementos pedagógicos que, usados al mismo tiempo, obtienen un valor exponencial:

  • La introducción de notas nuevas con digitaciones variadas para desarrollar la lectura de notas.
  • El uso del peso del brazo para producir sonido y desarrollar la técnica.
  • El uso del tercer dedo con el pulgar detrás como soporte para asegurar la posición redonda de la mano y la firmeza de las puntas de los dedos.

Aunque cada uno de ellos tiene una función única, estos tres conceptos se refuerzan mutuamente si los combinamos de forma inteligente.

Digitaciones variadas

La introducción de notas nuevas con digitaciones variadas es uno de los rasgos distintivos de Piano Adventures®. De esta forma podemos enseñar un grupo de notas específico sin usar una posición fija y preestablecida de la mano. La Marcha del DO Central, por ejemplo, introduce el DO Central con los dedos 1, 2 y luego 3. De esta manera el estudiante no asocia el DO Central con el dedo 1.

IEFF8001ES-p36

La siguiente nota aprendida, el SOL Central, se toca con los dedos 3 y 5 con la misma frecuencia. Así mismo, en las canciones que siguen, el FA de la clave de FA se toca por igual con los dedos 3 y 5 de la mano izquierda. Este uso de digitaciones variadas mejora el reconocimiento de notas y evita que el estudiante asocie un dedo con una nota determinada. Adicionalmente, las digitaciones variadas obtienen un valor técnico al relacionarlas con el concepto del peso del brazo.

El peso del brazo

El Nivel 1 del Libro de técnica e interpretación introduce el peso del brazo como “secreto técnico No. 4”, usando un ejercicio llamado Brazos de gorila. El estudiante experimenta la sensación de tener los brazos pesadísimos, imaginándose que son los brazos de un gorila y dejándolos caer en sus piernas.

La habilidad de dejar caer el peso del brazo en la tecla es esencial. Cuando no se usa correctamente el peso del brazo, los dedos tienen que trabajar demasiado. En vez de sobrecargar los músculos y los tendones de los dedos (con el riesgo de causar problemas físicos como la tendinitis), debemos usar eficientemente la fuerza de gravedad para vencer el peso de la tecla. El peso del brazo se puede dejar caer, empujar, lanzar, balancear en las puntas de los dedos y trasladar de un dedo a otro. Este manejo eficiente del peso del brazo sienta las bases de una buena producción de sonido y una técnica relajada y virtuosa.

En el Libro 1 de lecciones y teoría hay muchas oportunidades de aplicar el concepto del peso del brazo, empezando por las piezas de pre‐lectura que usan todos los registros del teclado. En cada una de ellas, un patrón breve se inicia dejando caer el peso del brazo y se termina elevando la mano para llevar a otra caída en la siguiente octava.

IEFF8001ES-p10

El Reloj viejo se toca dejando caer el peso de los brazos de manera firme y rítmica, alternando las manos: derecha — izquierda — derecha — izquierda. Esto brinda una fuerte sensación de pulso y pone al estudiante en contacto con los movimientos más amplios necesarios para tocar el piano. Brillan las estrellas del Libro de técnica e interpretación explora el uso del peso del brazo en un gesto grande y sus implicaciones en los cambios de matiz.

Al discutir las digitaciones variadas observamos el uso frecuente del dedo 3. El dedo 3 invita a dejar caer el peso del brazo. Al contrario, los dedos 1 y 5 tienden a tensionar la mano y hundir la muñeca. El dedo 3 también ayuda a mantener en alto los nudillos que transmiten el peso del brazo. En cambio, las posiciones fijas de la mano crean tensiones y minimizan la participación coordinada del brazo.

El dedo 3 soportado por el pulgar

El pulgar puede ser útil para soportar y corregir las puntas de dedos aplanadas. Puesto detrás de la punta del dedo, justo debajo del último nudillo, el pulgar puede redondear la mano y afirmar un nudillo potencialmente hundido. En Piano Adventures®, la primera actividad del estudiante en el teclado ocurre en el Libro de lecciones y teoría con La gallina picotea y El gallo picotea. Aquí el dedo 3 soportado por el pulgar se usa para redondear la mano mientras el estudiante explora los registros agudo y grave del teclado “picoteando” hacia arriba y hacia abajo.

IEFF8001ES-p09

En el Libro de técnica e interpretación aludimos a la técnica del soporte en el ejercicio Haz anteojos (“secreto técnico” No. 3, Mantener las puntas de los dedos firmes). Este ejercicio refuerza la firmeza de las puntas al juntar el pulgar con cada uno de los demás dedos para formar los “anteojos”. Un ligero ajuste del pulgar es suficiente para que este ejercicio se vuelva prácticamente equivalente a la técnica de La gallina picotea. Haz anteojos y el dedo 3 soportado por el pulgar se refuerzan mutuamente para volver más vívidos los conceptos de la forma redonda de la mano y las puntas firmes y aumentar la efectividad de los ejercicios.

Integración

Si todo esto parece demasiado complejo, no se desanime. Las puntas soportadas por el pulgar y/o Haz anteojos son herramientas excelentes para lograr un buen alineamiento y se pueden aplicar en el teclado en el momento que ocurran los problemas. Si la punta del dedo se hunde o el dedo y el brazo parecen mal alineados, pídale al estudiante que “haga anteojos” con el dedo en la tecla. Además de corregir la posición del dedo rebelde, esto también ayuda a alinear bien brazo, muñeca, mano, nudillos y dedo, restaurando así el equilibrio necesario para usar eficientemente el peso del brazo.

Ya hemos visto que el dedo 3 soportado por el pulgar alinea de forma implícita el dedo, la mano y el brazo. Por eso es ideal para sentir como el peso del brazo cae en la tecla. Al mismo tiempo, el concepto de digitaciones variadas nos brinda muchas oportunidades de usar el dedo 3 soportado por el pulgar. Observen, por ejemplo, su utilidad para impulsar tiempos fuertes en Mi invento y Tocando con la banda. Aquí, el dedo 3 soportado por el pulgar asegura un buen alineamiento e incrementa la sensación de brazos pesados.

Correcto desde el comienzo

El estudiante debe esforzarse y concentrarse para reconocer una nota y asociarla con la tecla correspondiente, pero se necesita un esfuerzo mucho mayor para “borrar” las asociaciones ya aprendidas de notas con números de dedos. También se necesita esfuerzo y concentración para ayudarle al estudiante a encontrar el balance de brazo, muñeca y dedo de forma coordinada, pero es mucho mayor el esfuerzo necesario para deshacer años de práctica con tensiones. La combinación creativa de elementos pedagógicos en el Nivel 1 les ayudará a sus estudiantes a “hacer lo correcto” desde la primera vez.